Ni la derogación del 315.3 del Código Penal ni de la Ley Mordaza están en el pacto #PP y #C´s #HuelgaNoEsDelito #8deAirbus

    Los resultados de las elecciones del 26J nos han traído el amargo trago de ver como la derecha vuelve a presentar al sr. Rajoy para ser investido presidente. Espero que no lo consiga, seria continuar la caída por el precipicio social, económico y humano al que conducen sus políticas.

    31/08/2016.
    Temas

    El curso pasado ha tenido en la movilización permanente por el derecho de huelga una sus banderas principales. Una movilización que no puede parar, gobierne quien gobierne, hasta conseguir la derogación del artículo 315.3 del Código Penal y de la Ley Mordaza.

    Sin duda, el movimiento álgido de la campaña “Huelga no es delito”, fue el juicio de los 8 de Airbus. Cinco años después, la sentencia demostró que la Instrucción era un montaje promovido por la policía, el juez instructor y con el entusiasmo de la fiscalía. El proceso nunca tenía que haberse iniciado, tal y como exigían las defensas. Del mismo modo que no debería haberse iniciado ningún juicio contra los 300 sindicalistas que se limitaron a ejercer el derecho de huelga.

    Ganamos la sentencia de Airbus y con ella se ha sentado un precedente muy importante. Las absoluciones a los sindicalistas en este país nunca vienen solas y a una excelente defensa hay que unir la demostración de firmeza que demostraron en todo el proceso los compañeros Pepe Alcázar, Tomás, Armando, Rodolfo, Rubén, Enrique, Édgar y Jerónimo y la firmeza en la movilización de las Comisiones Obreras, así como el ejercicio sin complejos del poder sindical.

    Al hilo de la sentencia de Airbus y de la movilización permanente por el derecho de huelga, el pasado 2 de junio se llevó a la OIT, en el marco de la 105 Conferencia del Trabajo (CIT), se celebró un acto en defensa del derecho a la huelga promovido por CCOO y UGT.

    Previamente, el 23 de mayo, tuvo lugar el juicio contra el compañero José Manuel Fernández Galán, de Coca- Cola. En una sentencia, cuanto menos sorprendente, Galán fue condenado a seis meses de cárcel y una multa de 5.000 euros. Una sentencia repleta de contradicciones, en la que el fallo del juez resalta la veracidad de los testimonios de los testigos que niegan la agresión de Galán a la policía, pero no los tiene en cuenta. Sin embargo, el fallo del juez destaca que los policías se contradicen y mienten, pero sorprendentemente da valor a su testimonio apoyándose en su “presunción de veracidad”. Quizás, cosas de las puertas giratorias, el juez se dejó llevar por su reciente pasado político. Es humano que quien fuera director general de Seguridad e Interior bajo la presidencia de Ignacio González en la Comunidad de Madrid, se dejara llevar por el exceso de celo y confianza en el testimonio de dos policías.

    Sentencias de este tipo vienen a dar alas a quienes atacan impunemente a sindicalistas. Pocos después, el 8 de junio se producía una agresión a los compañeros y compañeras de Colectividades del Ministerio de Defensa cuando estaban ejerciendo su derecho a manifestación en las puertas de su centro de trabajo.

    Hemos ganado batallas judiciales, pero la victoria es acabar con el artículo 315.3 del Código Penal y la ley Mordaza. El actual estado de represión del derecho de manifestación está poniendo en riesgo las movilizaciones y exige que intensifiquemos la presión. Entre las primeras tareas del nuevo Gobierno debe estar en lugar destacado de su agenda derogar estas leyes, nos tendrá movilizados hasta que así sea.

    Más noticias en tu móvil: únete a nuestro canal de Telegram aquí

    Newsletter
    Afíliate
    Blog Jaime Cedrún
    Salud Laboral
    Asesoramiento CCOO Madrid en los barrios
    CCOO Madrid en los medios sociales

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.